El secreto

Casi sin saberlo, te amo.
Casi sin quererlo, casi sin dolerlo,
casi sin amarte, te amo.

Amar, amar, amar…

Sin encontrar explicación a su significado
me sumerjo en este extraño verbo,
casi sin esperarte has llegado;
y digo casi, porque nada tan completo
pudo ser si no el vínculo premeditado
en alguna parte de nuestro silencio.

Siento que estos versos sean la anomalía
de todo lo callado entre tú y yo.

Anuncios