Día: 9 marzo, 2018

Gabriel (D.E.P)

Que la mar sea tu afluente
y el río te deje en tierra,
que la pesca sea abundante
en el tiempo que te lleva,
y vuelvas con tus padres;
a tierra firme, a la carrera,
como siempre, como antes,
como el niño a su naturaleza.

Y ahora: la mar es tuya,
solamente tuya, inmensamente tuya.

Anuncios