Estacada

Si te dicen que te amo:
Escúchalos.
No me robes la verdad,
no retires mi vendaje a ciegas
mientras sangro de ti a tientas,
en la soledad que abres,
en la lejanía de tus ojos crepusculares,
a lo lejos, demasiado lejos,
donde solamente puede llegar
la certidumbre de la noche
que precede a tu diáfana vastedad.

Anuncios