Símbolos

Sin hablar de ti, a salvo en la cantina de tus exhalaciones,
deambulo en la neblina, atisbo tus perfiles sinuosos,
redoblo la atención a través de empañados anteojos
y busco en tus acentos el verbo proscrito de otro lenguaje.

Canto en las entrañas palatinas campañas de tu efervescencia
que se suman con audacia al amargo compás de mis derrotas,
te dejo sonar en mi mazmorra y tildo tu silencio de conciencia,
te afirmo en sonora soledad, te aparto de todo lo que estorba.

Sin hablar de ti para no tentar la insidia del arrepentimiento,
enfoscada en indicios de tormenta, permaneces enhiesta,
determinada a seguir los intrincados senderos de la tibieza
cuando pierdo en la ardiente indiferencia de pérfidos deseos.

Llueve mientras existes, llueve poco a poco en la humedad,
poco a poco a cubierto te quiero entre símbolos, sin más.

Anuncios