Black Friday

Quién pudiera reflejarse en el agua
y no volver a ser opaco,
quién pudiera refugiarse en la savia
y no volver a ser el hacha
del nuevo día en su nueva rabia.

Quién pudiera sentarse en la hierba
sin morir de pena
por todo el asfalto de su desamor,
quién pudiera ganar el aire
sin comprarlo tan escaso
y no vivir del oxígeno en botellas.

Quién pudiera ser, sin más.

Anuncios